Causas por las que te lesionas

 

Las lesiones más comunes con las que se encuentra un fisioterapeuta en la consulta son en muchas ocasiones lesiones que se podian haber evitado. Muchas de ellas (roturas musculares, esguinces, luxaciones, dolores musculares…) producidas por causas que, si fueramos precavidos, conseguiríamos que no nos sucedieran. Por ello, este artículo le escribimos para aquellos que se lesionan con frecuencia o para los que saben que es mejor prevenir que curar y quieren evitar sustos y el mejor estado físico posible para practicar deporte sin problemas y con un mejor rendimiento. Por que, excepto las lesiones producidas por golpes, contusiones… la mayoría de ellas podemos evitarlas.

 

Entrenando para prevenir lesiones

Posibles causas de las lesiones

  • Malos entrenamientos:

El buen entrenamiento es esencial en cualquier tipo de deporte. Hay que saber bien los tiempos de trabajo y de pausa, estiramientos, calentamiento… y todo ello depende de las características de cada uno, del sexo, la edad, el físico, el deporte que se practique… cada uno necesita un entrenamiento específico adecuado a su cuerpo para prepararlo de la mejor manera y evitar posibles lesiones. Si tienes un preparador físico o entrenador personal que tenga en cuenta tus características y pueda indicarte el mejor entrenamiento para tí, sería lo ideal. Si no, intenta buscar información para hacerlo de la mejor manera posible o puedes acudir a un entrenador personal y que te haga una pequeña guía especializada para ti, aunque no entrene contigo cada día personalmente, y que te pueda valer por lo menos como una guía general, pero hecha especialemnte para ti, para la hora de calentar y los tiempos que puedes dedicar a cada parte del entrenamiento. En la consulta de Natufisio puedes contar con este tipo de servicios.

 

  • Descompensaciones:

Nuestro cuerpo ha de estar compensado. La mayoría de los deportes requieren más fuerza de una parte de nuestro cuerpo que de otra, pero ello no significa que no utilicemos el resto del cuerpo, ni mucho menos que no sea necesario o no haya que cuidarlo. Esto provoca descompensaciones, y somos nosotros mismos los que tenemos que tratar de compensarlo. Estas descompensaciones provocan que el peso de nuestro cuerpo se distribuya de manera desigual y repercutiendo en unas zonas más que en otras ya que el peso y esfuerzo no se reparte por igual. En estos casos sobretodo se ve afectada la columna vertebral

 

  • Mala postura:

Nuestra postura corporal debe de ser lo más “correcta” posible. Es muy dificil tener una buena postura corporal, ya sea por el trabajo en el que estamos sentados más de 8 horas o de pie, por la forma en que nos sentamos, nuestra forma de andar, o por problemas óseos o lesiones mal curadas que nos hacen cambiar la postura… Esta es otra de las causas que pueden facilitar una lesión, ya que también se provoca una descompensación que afectará a unas partes de nuestro cuerpo que serán más sensibles a la hora de practicar deporte.

  • Calzado:

El calzado es una de las cosas más importantes y más a tener en cuenta para un deportista. Ya seas runner, futbolísta, juegues al baloncesto, al tenis, padel… has de tener el calzado adecuado. Ten en cuenta la superficie en la que entrenas, la comodidad, y en la medida de lo posible que el calzado se ancho y con poca suela.

  • La alimentación:

La alimentación es algo fundamental, y no solo a la hora de prevenir lesiones, si no que también ayuda a una mejor recuperación una vez la lesión ya se ha producido. La alimentación es a que nos proporciona energía y la que nos ayuda a conseguir todo aquello que nuestros músculos y huesos necesitan. Por ello, lo ideal es seguir una alimentación sana y en a medida de lo posible, personalizada según las características del deportista y el deporte que practique. Para más detalles sobre como afecta la dieta en un deportista puedes ver el artículo sobre por que Messi ya no se lesiona y Djkovic es el número uno, donde verás como la alimentación no solo nos ayuda a prevenir lesiones si no que también podemos conseguir con ella mejorar nuestro rendimiento físico.

 

Recomendaciones

– Buscar un profesional que nos haga un entrenamiento personalizado según nuestras condiciones y deporte, o por lo menos que nos de unas recomendacioens básicas que poder emplear en nuestros entrenamientos.

– Realizar deportes como el pilates que buscan el equilibrio y ayudan a nuestra postura corporal o realizar entrenamientos que foralezcan esas partes que menos ejercitamos en nuetros entrenamientos.

– En cuanto al calzado, buscar información sobre cual es el calzado más adecuado para tu deporte, sobre todo para los runners, lo mejor es una suela con poco drop y que la parte delantera de la zapatilla sea ancha. Esto nos ayudará a recuperar nuestra pisada y a mejorar nuestra postura corporal. También es recomendable un buen calzado para nuestra vida diaria, pues nos ayudará a mejorar nuestra pisada, nuestra postura… y por ende, a todo nuestro cuerpo. Lo mejor para ello, el calzado minimalista.

– Una nutrición especializada puede ayudarte a prevenir lesiones y mejorar el rendimiento físico. Puedes buscar la ayuda de un nutricionista deportivo que te ayude a seguir una dieta especializada para tus características y para mejorar aquello que quieres mejorar (elasticidad, fuerza, resistencia…) Una alimentación bien guiada puede ser la clave para mejorar tu rendimiento.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 4,67 out of 5)
Loading...Loading...

 

facebooktwittergoogle_plusmail