Dolor de rodilla

La rodilla es una de las partes de nuestro cuerpo que más pueden afectar a nuestra movilidad cuando se lesionan o sufren algún tipo de dolor. Las rodillas aguantan gran parte del peso de nuestro cuerpo y ello hace que sobre todo con el paso del tiempo, sean más sensibles a diferentes lesiones.

 

Dolores de rodilla más comunes

El dolor de rodillas es una de las patologías más comunes por las que se acude al fisioterapeuta en Madrid.

La rodilla es una articulación muy compleja por eso el dolor puede ser por múltiples y diferentes causas. Algunas de ellas son:

– La rotura de ligamentos

– Pinzamiento o rotura de meniscos

– Tendón rotuliano

– Derrame sinovial

– Esguince de rodilla

Y un largo número de lesiones que se pueden producir en ella. Pero muchas veces, simplemente una mala biomecánica de la rodilla es lo que lleva a descompensaciones.

Estas descompensaciones pueden causarnos no solo dolores en la propia rodilla, sino que también puede hacer que a largo plazo suframos dolores en otras partes del cuerpo ya que hayamos cargado más peso en un lado del cuerpo que el otro para evitar esas molestias en la articulación.

En estos casos, gracias al conjunto de la fisioterapia y la osteopatía podemos conseguir mejorar en todos los sentidos. Con la fisioterapia podremos mejorar esa mala biomecánica de nuestra rodilla o corregir la lesión y con la osteopatía, reequilibrar todo el cuerpo para conseguir eliminar esa descompensación creada.

Así podremos conseguir que esos dolores causados en otras partes del cuerpo desaparezcan y podremos evitar que esa lesión de rodilla vuelva a producirse.

 

Tratamiento de otras articulaciones para el dolor de rodillas

En el dolor en la rodilla, aunque parezca que se produce en una zona específica, nunca hay que dejar de verificar las articulaciones cercanas como el tobillo y la cadera porque tienen gran influencia sobre ella. Cualquier lesión, patología o descompensación en una de estas articulaciones cercanas puede afectar a la rodilla.

Hay que prestar especial atención a nuestro tobillo porque es pieza fundamental para que la rodilla funcione sin problemas. Por ello el tratamiento de la rodilla tiene que hacerse conjuntamente con el del resto de las articulaciones del miembro inferior.

 

Artrosis de rodilla o condromalacia

Pero la rodilla también puede sufrir por su propio desgaste. La rodilla es una articulación que sufre mucho desgaste debido al paso del tiempo, a gestos cotidianos tan simples como subir y bajar escaleras o a pasear por terrenos poco adecuados y duros, gestos que requieren un mayor esfuerzo para ella aunque nosotros no lo notemos.

Esta disfunción producida por ese desgaste es lo que se conoce por condromalacia rotuliana, que es cuando hay desgaste del cartílago articular.

Aunque desgraciadamente de momento esta es una de esas lesiones que son irreversibles, un tratamiento de fisioterapia y osteopatía puede mejorar mucho la sintomatología, aliviando el dolor y mejorando mucho la calidad de vida. Con este desgaste también se suele producir artrosis que es más a nivel óseo

 

A la hora de hacer alguna actividad física es importante un buen calzado.