El paradigma del colesterol en nutrición

Huevo y el colesterolEn nutrición todo vale, hoy todos podemos tener un blog de nutrición y salud, Twitter o una página de Facebook de cualquier tema que queramos, (en este caso nos referimos a la nutrición y la alimentación) y da igual estar más o menos formado que cualquiera puede escribir sobre lo que queramos, basándose en lo que a oido en la televisión, lo que ha visto en un anuncio sobre un producto… Pero pocos lo hacen basándose en estudios científicos recientes. Algo que está bien para multitud de temas, pero que puede ser no tan bueno cuando hablamos de salud.

Si te metes en Google buscando un alimento, puedes encontrar miles de webs hablando de lo maravilloso que es ese producto, de todas sus propiedades y beneficios.
Pero también encuentras otras tantas hablando de todo lo contrario. Lo que era anticancerígeno en el blog que tiene miles de seguidores resulta que es cancerígeno en otra página de Facebook que tiene miles de me gusta, o lo que era bueno para adelgazar en otra web tiene mucho azúcar y es malísimo, y así muchos ejemplos más.

A la hora de buscar este tipo de información en Internet, deberíamos intentar buscar páginas serias en las que el autor tenga una buena formación para que sus artículos tengan algo de valor.

Pero también podemos decir que en muchos temas no hay verdades absolutas, ni siquiera lo que yo escribo aquí, de hecho siempre recomiendo a mis pacientes que investiguen ellos mismos sobre lo que le comento en la consulta de nutrición, que lean mucho y saquen sus propias conclusiones.

El campo de la salud evoluciona muy rápido, cada vez hay más estudios, artículos científicos, tesis… y en Natufisio intentamos hablar sobre estos acercándolos más a ese público interesado en la salud y facilitando el acceso a estos con un vocabulario menos técnico y comprensible para todos.

Del tema que abordamos hoy por ejemplo, el colesterol, lo argumento con estudios de enero del 2015.

Un buscador de referencia en el mundo de la medicina es el Pubmed, fácil de usar para todos aquellos interesados.

 

El colesterol

El colesterol es en realidad una mezcla de proteínas, ácidos grasos TAG y las moléculas propias de colesterol.

Los componentes de la molécula del colesterol son el VLDL, (se produce en el hígado como respuesta a la ingesta de Carbohidratos) el LDL y el HDL (lipoproteínas de baja densidad y alta densidad respectivamente.).

Normalmente conocemos las LDL como el colesterol “malo” y las HDL como el colesterol “bueno”.

Las VLDL y las LDL transportan los TAG y la molécula de colesterol desde el hígado hasta el resto del cuerpo donde será utilizado como combustible y elementos estructurales de las células. El HDL tiene la función contraria, y transporta estos desde la parte periférica del cuerpo hasta el hígado para ser procesados de nuevo.

Tener una cantidad elevada de LDL (colesterol malo) en sangre demuestra cierta correlación con la posibilidad de desarrollar enfermedades cardiovasculares, pero esta correlación es muy relativa, y es que hay gente que con niveles bajos de LDL sufren de arterosclerosis (depósitos de grasa y células sanguíneas) o infartos.

Funciones del colesterol

El colesterol, al contrario de lo que se piensa, es necesario porque es precursor de:

  • Vitamina D
  • Hormonas sexuales
  • Hormonas del estrés
  • Forma ácidos biliares
  • Forma la vaina de mielina

Por lo tanto no siempre bajar el colesterol es bueno, ya que si lo bajamos perdemos estas funciones.

 

El mito del colesterol y el huevo

El huevo es quizá el alimento más maltratado y condenado por los endocrinos y nutricionistas convencionales (nos referimos a esa mayoría que estudia con libros de los años 70 por lo general, y quedan anticuados en sus conocimiento sin tener en cuenta la cantidad de miles de estadios y avances que van surgiendo en la nutrición. Pocos son los que siguen investigando y formándose en el campo de la salud).

Cuando escuchamos la palabra huevo la relacionamos con colesterol y a su vez, el colesterol lo relacionamos con problemas cardiovasculares e infartos.

Es importante dejar claro que sólo una quinta parte del colesterol viene de la dieta, el resto del colesterol lo produce el hígado, por lo tanto lo que comemos con respecto a tener el colesterol alto tiene muy poca influencia.

El huevo es la proteína animal más completa que hay, por eso es fundamental en nuestra dieta diaria.

La yema, que mucha gente la tira y no la consume, aporta proteínas de muy alta calidad biológica y grasas mono y poliinsaturadas sobretodo del tipo Omega-3 y vitaminas B12, B1, B2 y minerales como magnesio, hierro y fósforo.

La clara aporta agua con proteínas, vitaminas  y minerales.

¿Qué huevos comer?

Pero dentro de la gran variedad de huevo que hay en el mercado, no es lo mismo comer unos que otros como ya sabréis.

Los huevos que compramos vienen marcados por una serie de letras y números que es importante repasar. Lo más importante es el primer número.

Gallina poniendo huevos ecológicos

El primer dígito es el código de forma de cría:

  • Tres (3) : Cuando tienen este dígito las gallinas viven en jaulas toda su vida, son los peores huevos. Las gallinas viven en un espacio proporcional a un folio Din A4, ponen unos 300 huevos al año y muchas veces tienen luz artificial para que pongan durante todo el día. Son alimentadas con piensos y envejecen de forma rápida por lo que los huevos son de bajísima calidad.El estar encerradas en ese espacio tan pequeño y poner tantos huevos hace que generen ciertas hormonas que pasan a los huevos y que la cantidad de Omega-6 sea muy elevada y la cantidad de Omega-3 sea baja, cuando para que nuestra dieta sea saludable la relación Omega 6 y Omega 3 debe ser más equilibrada. Son los huevos más baratos
  • Dos(2). Este número indica que son gallinas criadas en suelo pero encerradas en naves, por lo tanto no salen de ahí y no las da la luz del sol. Tienen jaulas como las del número 3 pero pueden entrar y salir libremente, también son huevos de muy poca calidad.No deberíamos consumir ni los huevos del número 3 ni los del número 2, aunque sean los más baratos, ya que estas gallinas tienen muchas carencias nutricionales porque están alimentadas por piensos y son gallinas  muy débiles por eso continuamente las dan antibióticos y hormonas para que puedan poner huevos.
  • Uno (1): Estas gallinas tienen acceso libre a corrales al aire libre, por eso son de mucho mayor calidad que las otras dos anteriores.
  • Cero (0): Aquí las gallinas viven el libertad y se alimentan de piensos y cereales ecológicos, se encuentra restringida la administración de antibióticos. Estas gallinas ponen la mitad de huevos que las anteriores pero la calidad es muy superior.

 

El segundo y tercer dígito es el código de estado de donde proceden los huevos, los de España tienen el código ES.

Los últimos dígitos son los identificadores del productor, la provincia, comunidad, establecimiento…

También hay que tener en cuenta el tamaño de los huevos, cuanto más grandes son de peor calidad. Las gallinas a medida que envejecen y cuanto más grande es la cascara es más fina y de menor protección.

El color de la yema también dice mucho de la calidad de ese huevo, cuanto más claro es más natural porque los piensos de las otras gallinas llevan colorantes para hacer las yemas más atractivas (Marketing de la industria).

Yema del huevo bueno para la dieta

Sabiendo todo esto es interesante pararse a pensar que huevos consumir y ya no solo por la calidad nutricional, si no también por ética, porque sabemos las condiciones en las que son criadas estas gallinas.

Y hay en sitios como Carrefour, que el precio de huevos con el número 3 es parecido a huevos con el número 2. Al final nos ahorramos pocos céntimos.

 

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 4,67 out of 5)
Loading...Loading...
facebooktwittergoogle_plusmail