Esguinces y su tratamiento

Pie sin esguinceUn esguince es una de las lesiones más frecuentes que solemos tener al practicar cualquier deporte o haciendo cualquier actividad. Incluso andando podemos torcernos un pie y sufrir un esguince. Es una lesión fácil de producirse.

Podemos sufrir esguinces en cualquier articulación, siendo más común el esguince de tobillo.  También son frecuentes los esguinces de rodilla y el esguince cervical (también llamado latigazo cervical) muy común en accidentes de tráfico.

El mecanismo de lesión de un esguince es cuando hay un desplazamiento de la articulación y se dañan los tejidos en especial los ligamentos que son los que dan esa sujeción a la articulación, normalmente ese desplazamiento que se produce es lateral y dependiendo del grado del esguinces hay rotura o no de ligamentos.

Cómo tratar un esguince según fisioterapeutas osteópatas o médicos

Cuando se produce un esguince aparece inflamación, dolor, rigidez y muchas veces hematoma.
Lo primero que hay que hacer es poner hielo para reducir la inflamación y luego hay que valorar y si es posible tratar cuanto antes.

Como fisioterapeuta osteópata recomiendo tratar lo más pronto posible este tipo de lesiones, siempre que al hacer la valoración descartemos que no hay fractura o rotura completa de ligamentos.

Es importante tratar rápidamente para evitar a parte de todos los síntomas que ya hemos mencionado y que el paciente se adapte a esa lesión, a ese esguince: Es decir, cuando tenemos un esguince de tobillo por ejemplo, lo primero que se produce es una compresión del astrágalo (hueso del pie) y esa compresión hace que haya una cadena lesional ascendente y el cuerpo se vaya adaptando a eso. Así, el resto de nuestro cuerpo se irá adaptando a esa nueva postura de nuestro pie y sufrimremos descompensaciones en rodilla, cadera… lo que nos causará otros problemas a largo plazo.

Después de recibir tratamiento manual es normal que el terapeuta nos coloque un tape y hielo y que notemos una gran mejoría, y dependiendo del grado del esguince, el paciente puede incluso salir apoyando el pie con normalidad.

Si optamos por ir al médico en vez de al osteópata o fisioterapeuta, el tratamiento será tomar anti inflamatorios, recomendaciones como poner la pierna en alto (si el esguince es de tobillo) y reposo absoluto. Pero piensa que con un simple anti inflamatorio conseguiremos bajar la inflamación, pero el esguince no se “curará” solo por quitar esa inflamación. También antiguamente era frecuente la colocación de una férula o escayola que limitaba toda la articulación, hoy en día ya prácticamente no se hace porque la férula provocaba tal atrofia y limitación de la articulación que la rehabilitación era mucho más complicada y se retrasaba bastante. Después de un mes y medio o dos con el pie inmovilización cuesta recuperarlo.

 

Esguinces más frecuentes y tipos

El esguince que todos conocemos y seguramente hemos tenido alguna vez es el esguince de tobillo.
Como ya hemos dicho es muy fácil el mecanismo de lesión: una torcedura, caída, golpe… el esguince típico es cuando se nos va el pie hacia dentro. Al momento sentimos dolor y nos cuesta apoyar el pie en el suelo.
Seguramente a los pocos minutos se hinchará y tendremos inflamación y puede que se acompañe de un pequeño moratón. Dentro de esta lesión, hay varios grados dependiendo de la gravedad:

  • Esguince de  grado 1

    Este es el esguince menos grave. Los ligamentos sufren una elongación y hay muy pocas fibras que se rompen.

  • Esguince de grado 2

    En este caso los ligamentos están parcialmente rotos. Este tipo de esguince sería ya de gravedad media

  • Esguince de grado 3

    Este es el mayor grado en los esguinces. En este caso hablamos ya de una rotura completa de ligamentos.

 

Cuando se produce un esguince de tobillo podemos tener dolores en el empeine del pie, en gemelo, rodilla y cadera, como ya hemos dicho antes hay una adaptación de todo el cuerpo y eso nos afecta a los lugares más cercanos a la lesión.

Otro esguince frecuente es el esguince cervical o whiplash. Este esguince es típico en accidentes de tráfico. Sucede como su nombre dice en la zona cervical y consiste en una hiperextensión atrás y una hiperflexión adelante dónde se produce una compresión y elongación de los ligamentos y musculatura cervical.

Es normal que después de producirse este esguince haya síntomas como mareos, dolores de cabeza o malestar general porque en la columna cervical y la base del cráneo se encuentran todos los centros nerviosos del cuerpo y con el esguince hay una alteración de todos ellos. Cómo en el esguince de tobillo hay diferentes grados dependiendo de si hay rotura de ligamentos o no.

 

file0001500737783

Como prevenir los esguinces

Para evitar un esguince es importante tener una buena musculatura y movilidad para que las articulaciones estén en perfecto estado. Esto hará que sea más difícil sufrir torceduras.

En esguinces de tobillo sobretodo hay que evitar el uso de tacones y andar por terrenos con diferentes pendientes o empedrados.

Para evitar los esguinces cervicales hay que tonificar bien toda la zona cervical de trapecios y hombros y controlar la postura a la hora de dormir o en el trabajo por si tenemos un traumatismo que es algo que no se puede evitar estemos lo más preparados posibles para recibir el impacto y que la lesión sea lo menor posible.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...Loading...
facebooktwittergoogle_plusmail