Evolución de un paciente de 117 Kg | Adelgazar Parte 2

Peso con dieta de nutriciónAdelgazar con una dieta sana era el deseo de el paciente al que le venimos haciendo seguimiento. El sobrepeso, la obesidad y sus influencias, fue lo que llevo a nuestro paciente a venir  a mi consulta de nutrición.

Después de el primer artículo en el que fuimos viendo los primeros pasos y las primeras evoluciones del paciente, (artículo que podéis encontrar en “Evolución de paciente de 117kg – Parte I“), escribimos esta segunda parte para seguir explicando como va evolucionando y los pasos que hemos ido siguiendo.

 

Primero pasos para adelgazar

En la primera parte de este seguimiento ya vimos que nuestro paciente de 32 años, 176 centímetros de altura y un peso de 117 kilos tenía ataques de ansiedad, sobre todo por las tardes cuando llegaba a casa del trabajo, lo que le hacía comer al llegar a casa de una manera que no podía controlar. Además, no había hecho deporte nunca. Todo esto dificultaba llegar a su objetivo de adelgazar.

Después de la cita en la consulta de nutrición, cambios y recomendaciones en cuanto a la alimentación y que hacer o comer en esos momentos de ansiedad (además de un gran esfuerzo por su parte) todo eso está controlado. El paciente ya no tiene esa ansiedad y come con hambre y bebe con sed.

Recuperar esto es fundamental, es la clave para poder empezar un tratamiento nutricional y conseguir que tenga efectos sin que la persona lo pase mal. Es una de las razones por las que a mucha gente les resulta difícil adelgazar y que muchos nutricionistas no tienen en cuenta, ya que principalmente el centro de atención se pone en las dietas. Hay que saber que estos problemas causan un desajuste hormonal importante que lleva a lo que ya hemos comentado tantas veces: ansiedad, resistencia a la insulina y la leptina, problemas tiroideos, falta de energía, cansancio, pesadez, problemas digestivos… Muchas veces esta es la clave del por qué no adelgazo.

En nutrición se tiene que empezar a dar importancia a tener un equilibrio hormonal, que es decisivo por supuesto a nivel de salud, pero también a la hora de adelgazar. Y en mucha ocasiones, más de las que imaginamos, es aquí donde se encuentran lo problemas de los pacientes que no logran adelgazar.

¿Está consiguiendo adelgazar nuestro paciente?

Como ya vimos en el primer artículo, el paciente vino con 47,7 kilos de peso graso y 23,3 kilos de peso muscular. Después de 21 días de cambio con la alimentación y con un plan específico de entrenamiento adecuado a él (ya que nunca había hecho deporte ) su peso graso bajó a 38,5 kilos (casi 10 kilos) y su peso muscular aumentó a 24,3 kilos. Él intenta seguir la dieta para adelgazar que le propusimos al principio, y hemos intentado ir variándola según sus gustos e intentando cambiar cosas que le costaba más hacer por cosas que le costaran menos.

Volvimos a medir el día 2 de septiembre y su peso graso bajó a 33,6 kilos (otros 5 kilos) y el peso muscular aumentó a 26,4 kilos, teniendo en cuenta el verano y que el paciente ha estado de vacaciones y seguir con la rutina al 100% es complicado, por lo que estuvimos bastante contentos por los resultados conseguidos durante un de los periodos más difíciles del año. El peso total del paciente aquí es ya de 97 kilos.

Como vemos, desde su peso inicial en Junio cuando vino a Natufisio, hasta su última medición el 3 de Septiembre, ha conseguido perder 20 kg. En octubre tenemos que volver hacerle un control de medición, pero el peso del paciente ahora ya está en torno a los 93-94 kilos, y su objetivo final es llegar a los 88 – 86 kilos.

Lo más interesante de este paciente es que aún teniendo periodos de más estrés en el trabajo sigue sin tener ansiedad y consigue comer con control. Y sobre todo, lo más importante desde el punto de vista de una nutricionista, es que lo hemos conseguido comiendo bien y sano. Sin restringir las cantidades de comida, solo dando unas pautas sobre que comer y cuando hacerlo. Una vez el paciente se acostumbra a esta rutina, todo es mucho más fácil para él.

En cuanto a las sensaciones del paciente, se siente mejor en general, tanto a nivel físico como a nivel emocional, los dolores y problemas digestivos han desaparecido y hacer deporte ya no es ningún sacrificio o mal rato para él como lo era antes, porque lo ha integrado dentro de su rutina diaria y hemos buscado algo que a él le gustara.

Lo bueno de hacer una dieta sana sin pasar hambre, y conseguir que el paciente coja una rutina nutricional que le guste y no le cuesta hacer teniendo toda la información sobre cuando comer, cuándo hacer ejercicio… es la mejor manera de adelgazar. De esta manera el paciente consigue mantener el peso que se propone de una manera fácil y costándole mucho menos de lo que piensan en un principio, sorprendiéndose a ellos mismos. Y es que el gran error de todo aquel que quiere adelgazar es dejar de comer, porque este es un hábito que no se puede mantener en el tiempo, y que hace que nuestro cuerpo se guarde lo poquísimo que comemos sin gastarlo por que cree que está pasando necesidad.

Por último, una vez más, darle las gracias a este paciente desde aquí por darme la libertad de ir contando como va su evolución y facilitarnos sus tickets con la información sobre su peso para poder mostrar el gran avance que está teniendo.

 

También te puede interesar:

– Evolución de paciente de 117kg – Adelgazar parte I

– ¿Por qué no adelgazo?

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (7 votes, average: 4,43 out of 5)
Loading...Loading...

 

¿Crees que le puede interesar a alguien? ¡Compártelo!

 

facebooktwittergoogle_plusmail