Dolor por artrosis

La artrosis es una de las razones por la que más pacientes acuden al osteópata. Quizá una de las patologías más común en osteopatía.

Se trata de una enfermedad que afecta a  las articulaciones. La causa es el desgaste del cartílago, que deja así de proteger los huesos en su articulación y al realizar cualquier movimiento puede causar dolor ya que los huesos acaban rozando entre sí.

Esta enfermedad se va agravando con el paso del tiempo, ya que el cartílago va desapareciendo poco a poco con el desgaste hasta que lo hace totalmente, por lo que el dolor irá a más conforme el cartílago va a menos.Radiografia por artrosis

Esto puede causar inmovilidad en las articulaciones afectadas a causa del dolor, que también se irá incrementando cuanto mayor sea el desgaste del cartílago.

Pero el alto número de visitas al osteópata por artrosis muchas veces no debe atribuirse a esta enfermedad. Y es que cuando se llega a una determinada edad, son muchos los que achacan sus dolores de espalda o en articulaciones a una artrosis que puede que no sea tal.

En las personas mayores es habitual la artrosis, de hecho la mayoría tienen esta enfermedad en mayor o menor medida, puede que causando dolor o que ni si quiera se note. Pero muchas veces ese dolor en alguna articulación o el dolor de espalda no tiene por qué estar relacionado con la artrosis.

Por ello, lo mejor es esperar a que el osteópata le dé un diagnóstico, ya que puede que el dolor venga causado por cualquier otra razón y pueda ser fácil su alivio.

 

Que causa la artrosis

La artrosis, en la mayoría de los pacientes es causada por la edad. El uso de las articulaciones durante años hace que se desgasten. Depende de la vida más o menos activa o más o menos sana que llevemos que ese desgaste sea mayor o menor según vayamos envejeciendo.

Pero la artrosis también puede sufrirla gente más joven. Una de las razones por las que sufrir artrosis a edades más tempranas pueden ser las siguientes:

 

  • Obesidad

    Las articulaciones tienen que hacer un mayor esfuerzo ya que tienen que soportar más peso, por lo que se desgastan de manera más rápida.

 

  • Esfuerzo físico

    El uso y esfuerzo de una parte de nuestro cuerpo como puede ser el hombro en un jugador de balonmano o la rodilla en un futbolista, puede ayudar a que esa articulación se desgaste de manera más rápida.

 

  • Desequilibrio corporal

    Un desequilibrio en nuestro cuerpo puede hacer que hagamos un esfuerzo mayor con una parte que con otra. Por ejemplo, un esguince de tobillo mal curado hace que nuestro cuerpo se adapte a una postura cómoda en la que evitar el dolor haciendo que se haga un esfuerzo mayor en la otra pierna. Este esfuerzo puede hacer que a largo plazo esta pierna que está cargando más peso que la otra pueda sufrir artrosis de manera más temprana de lo habitual.

 

Además por supuesto de otras causas como pueden ser lesiones, traumatismos, artritis, sobrecargas…

 

Como prevenir la artrosis

Como para la mayoría de las enfermedades, comer de una manera sana y equilibrada y hacer ejercicio de manera habitual y moderada puede ayudarnos a prevenir muchas enfermedades y entre otras cosas la obesidad, una de las causas de artrosis en gente joven.

Intentar mantener también un cuerpo en equilibrio, sano, sin lesiones ni dolores que afecten al equilibrio general de nuestro cuerpo para evitar cargar más unas zonas que otras. Una visita anual al osteópata nos ayudará a mantener ese equilibrio que no solo puede prevenir la artrosis a largo plazo, sino que también nos ayudará a evitar dolores causados por la postura. La osteopatía muchas veces no solo vale para curar, si no que nos ayuda a prevenir, y una visita al año nos puede ahorrar tener que ir luego dos o tres veces por una lesión causada por un desequilibrio de nuestro cuerpo.

Aunque en la actualidad no es posible una cura para la artrosis, si se puede ayudar a aliviar el dolor que provoca y mejorar mucho la calidad de vida de la gente que la padece.