Pata de ganso en rodilla

Pata de ganso es el término que se utiliza para denominar a la unión tendinosa de los siguientes músculos que se encuentran en la rodilla: recto interno o músculo grácil, sartorio y semitendinoso.

Anatomía de la pata de ganso

La pata de ganso se encuentra en la parte lateral interna de la rodilla, en la tibia, a unos 5 centímetros aproximadamente del centro de la articulación de la rodilla. Tiene una zona de inserción tendinosa y una bolsa sinovial que ayuda a la amortiguación de roces y golpes.

pata de ganso

El nombre de pata de ganso se debe a que la estructura formada por esta pata de ganso es similar a la membrana natatoria del ganso.

En la anatomía de la pata de ganso debemos de tener en cuenta músculos, tendones y su inserción.

Músculos

Como hemos mencionado la pata de ganso es la inserción de los tendones de tres músculos.:

  • Recto Interno: es uno de los músculos aductores que se encuentra en la parte interna del muslo. Va desde el pubis hasta esta inserción en la pata de ganso.
  • Semitendinoso: Este músculo biarticular que se encuentra en la musculatora isquiotibial, continuo al bíceps. Con origen en la parte superior y medial de la tuberosidad isquiática, es flexor de la rodilla y extensor de la cadera.
  • Sartorio: Este músculo va desde la pelvis hasta la rodilla, de craneal a caudal y de lateral a medial. Se encarga de la flexión de cadera y rodilla.

 

Tendones

Son los tendones de estos tres músculos mencionados anteriormente los que se unen formando esa unión tendinosa que da forma a la pata de ganso: tendones semitendinoso, recto interno y sartorio.

Justo debajo del tendón anserino, en la extremidad proximal de la tibia, se encuentra una bolsa serosa submuscular llamada también bolsa serosa o anserina de la pata de ganso.

Inserción

La inserción de pata de ganso se da con estos tres tendones en la cara interna de la rodilla. Concretamente, en la tibia, debajo de la interlínea articular dentro de una prominencia ósea llamada tuberosidad anterior de la tibia.

 

Pata de ganso profunda y pata de ganso superficial

En la anatomía de la pata de ganso podemos distinguir la pata de ganso superficial y la pata de ganso profunda.

Ambas están formadsa por los tendones del recto interno y el sartorio. La diferencia entre ellas es el tercer tendón que componen esa pata de ganso. Así, en la primera, la superficial, el tercer tendón que la compone es el semitendinoso mientras que en el caso de la pata de ganso profunda ese tercer tendón es el semimembranoso.

 

Lesiones de rodilla pata de ganso

Las lesiones de rodilla pata de ganso son aquellas que se producen en los tendones de los músculos semitendinoso, recto interno y sartorio o en la bursa anserina.

Las lesiones que se dan en el síndrome de la pata de ganso son las siguientes (haz clic en ellas para más información sobre cada una de las lesiones):

Una lesión de pata de ganso sería provocada por la distensión, inflamación o proceso degenerativo de los tendones que la componen.

 

Dolor de la pata de ganso

El dolor de la pata de ganso es un dolor que se suele dar en la zona interior de la tibia a la altura de la rodilla. Aquí es donde se insertan esos tres ligamentos que forman la pata de ganso.

El dolor suele ser localizado en esa zona en concreto y se suele dar en el momento en el que se realiza el apoyo sobre un pie.

También se pueden tener molestias en los isquiotibiales ya que también se puede producir hinchazón en toda la zona. Este se notaría sobretodo a la hora de subir escaleras o estirando la pierna.

El dolor de pata de ganso es como una sensación de quemazón en la rodilla junto con un hormigueo que se suele dar sobretodo cuando empezamos el entrenamiento y va pasando conforme vamos entrando en calor. Pasado un tiempo tras acabar el ejercicio este dolor puede volver a aparecer.

Una manera de poder ver si lo que nos está afectando es la pata de ganso es tensar el músculo poniéndolo en la resistencia contraria.

Causas de la pata de ganso

Pueden ser varias las causas que pueden provocar dolor en la pata de ganso, entre ellas:

  • Una mala pisada: si tenemos una mala pisada puede que la posición de la rodilla se vea alterada pudiendo afectar también al tobillo o cadera.
  • Caminar o correr por superficies inestables: si pisamos de manera habitual en superficies inestables o en cuesta también podemos sobrecargar la zona y producir dolor en la pata de ganso. La
  • Las zapatillas: también un poco relacionado con la pisada, unas zapatillas no adecuadas para nuestro pie puede producir problemas en nuestra rodilla
  • Aductores acortados y sin flexibilidad: Si nuestros músculos aductores son poco flexibles y no tienen longitud puede provocarnos también dolores en la pata de ganso. Por ello es importante realizar estiramientos ya que pueden evitar esta y muchas otras lesiones

Por estas razones, el dolor en pata de ganso es habitual sobretodo en corredores. Y es que incluso el simple impacto al correr puede llegar a provocar pata de ganso. Pero otra de las causas puede deberse a problemas lumbares o en la pelvis.

Los tendones de la pata de ganso vienen de músculos que parten de la pelvis y están también relacionados con la zona lumbar, que a su vez pueden verse afectados por reflejos patológicos del útero o la próstata. Así, la alteración de estos organos puede llegar a provocar también dolor en la pata de ganso de ambas rodillas o de la rodilla derecha.

Últimas entradas de Gema Álvaro (ver todo)
Facebooktwittermail