Descompresión Axial Vertebral

La descompresión axial vertebral, también conocida como DAV, es un tratamiento no invasivo cuyo objetivo es el tratamiento de las hernias discales sin cirugía.

Se usa para el tratamiento de la hernia discal lumbar, hernia discal cervical, radiculopatía ciática, estenosis de canal o síndrome facetario. Así, con ella podemos trata el dolor agudo y crónico de espalda.

Vamos a ver cómo funciona.

La descompresion axial

La descompresion axial vertebral es un tratamiento no invasivo e indoloro. Con este lo que se quiere conseguir es aumentar el espacio intervertebral.

Esto se hace mediante la distracción, creando una presión negativa o un vacío que hace que hace que la reabsorción de las hernias discales sea más fácil.

Con esta técnica lo que hacemos es:

Gracias a todo esto conseguiremos que el dolor disminuya.

Hay un procedimiento para la descompresion axial lumbar y para la descompresion axial cervical.

¿Cómo se hace?

Para esta técnica es necesario el uso de una camilla especial. Esta está controlada por un sistema informático de gran precisión capaz de ajustarse a las reacciones del cuerpo.

descompresión axial vertebral

Tanto para la descompresión lumbar como para la cervical el paciente ha de estar tumbado en la camilla de descompresión.

En ella se ha de asegurar la sujeción fijando una parte de la espalda con un arnés (dependiendo de si se va a realizar un tratamiento lumbar o cervical se colocará de una manera u otra). El resto se fijará a un sistema que es el que produce la tracción de las vértebras o tracción axial.

Tras esto, se procede a la tracción vertebral. Se empieza por una fuerza de distracción calculada en base a las condiciones personales del paciente. Esta fuerza de distracción irá aumentando poco a poco en cada sesión.

Todo esta es supervisado por un fisioterapeuta especializado que además nos dará recomendaciones para poder mejorar entre sesiones como beber mucha agua y evitar ciertos ejercicios y posturas.

Descompresión axial lumbar

Para una descompresión axial vertebral para la zona lumbar, la colocación del paciente sobre la mesa de descompresión es decúbito supino. Así, la parte superior del tronco del cuerpo ha de asegurarse con el arnés de la camilla a la sección fija de la mesa de descompresión.

La pelvis se asegura mediante unas contenciones que están en la sección móvil de la camilla. En esta zona en la que se sitúa la pelvis se bascula e inclina en un rango de 25º. Esto nos permite focalizar el tratamiento al nivel vertebral que queremos.

El sistema informático lo que hace es controlar la tensión de distracción, la respiración y el desarrollo de la sesiónproyectádolo en una gráfica.

Descompresión axial cervical

Para el tratamiento de descompresión axial para la zona cervical, el paciente se colocará también decúbito supino. Estas camillas disponen de un sistema específico para la zona cervical que también bascula inclinandose los grados que sean necesarios para incidir justo en los segmentos que buscamos.

El paciente se ha de tumbar con la cabeza bien posicionada en la zona indicada, ya que su diseño permite la correcta sujeción del cráneo ofreciendo una descompresión muy controlada.

Una vez realizado el tratamiento de descompresión y tras su finalización, se debe de comenzar con un reentrenamiento progresivo. En este se ha de realizar los ejercicios adecuados para conseguir proteger la musculatura y poder así también recuperar la funcionalidad totalmente.

La descompresión axial vertebral es un tratamiento que tiene más de un 70% de éxito en los tratamientos de hernias discales y discos protruidos.

También puede ayudar a mejorar tu hernia saber cómo dormir si tengo hernia discal.

Contraindicaciones

Este tratamiento no debe de realizarse si el paciente presenta alguna de estas lesiones o patologías:

  • Embarazadas
  • Menores de 15 años
  • Fracturas
  • Lesiones patológicas o malformaciones congénitas que alteren la integridad y estabilidad de las estructuras vertebrales
  • Neoplasia
  • Espina bífida
  • Espondilolistesis de grado 2
  • Osteoporosis con más de 45% de pérdida de hueso

Otras lesiones relacionadas con la espalda:

Últimas entradas de Gema Álvaro (ver todo)
Facebooktwittermail